Recorre el Bajo Nalón, por la Senda Costera

En la N-632, a unos 22 km de Avilés, se encuentra a mano derecha, la entrada al pueblo de Muros de Nalón. Una vez allí, se toma el segundo desvío a la izquierda que desciende hasta la playa de Aguilar y Xilo, punto de partida. Tiene una longitud de 5 km y una duración de 1h 30’ (ida), es de dificultad fácil. La ruta comienza en la playa de Veneiro o Xilo (junto a la de Aguilar), en Muros de Nalón, con un mirador a la playa del mismo nombre. De aquí parte la senda, toda ella de piedra irregular, que bordea la costa murense hasta el pueblo de San Esteban de Pravia.

La ruta es ascendente en su inicio y continúa con un tramo de escaleras hasta la estrecha entrada que accede al Castro del Campón. Dejando éste atrás, la senda prosigue, con apenas desnivel, hasta llegar al primer Área de Descanso junto a Las Llanas, donde a escasos metros se encuentra el Mirador de los Glayos. Continuando, se atraviesa un pequeño puente de madera y se sigue el recorrido, rodeado de eucaliptos y castaños, hasta el Mirador de la Atalaya. Poco después, la Ermita del Espíritu Santo, que da nombre al último mirador del recorrido. Desde aquí se desciende, a través de escaleras, hasta San Esteban de Pravia, final de la ruta. A lo largo de todo el trayecto se encuentran diversas fuentes, áreas de descanso, refugios para la lluvia, así como privilegiados lugares de observación para contemplar las hermosas vistas de la costa cantábrica.

Comments are closed.